La propuesta de Ley menciona que se devolverá en dinero electrónico parte del IVA que los consumidores paguen por sus compras de bienes o servicios a través de medios electrónicos.                                                                                     El planteamiento es que el fisco devuelva dos puntos porcentuales del 12% del IVA si las adquisiciones se pagan con dinero electrónico y un punto porcentual si se hacen con tarjeta de débito y/o crédito. Para esto las compras deberán estar sustentadas con los comprobantes de venta correspondientes y la devolución se hará en dinero electrónico en las respectivas cuentas de los beneficiarios.Por otro lado, los contribuyentes sujetos al RISE que paguen sus cuotas mensuales o anuales con dinero electrónico tendrán una devolución del 5% del valor de su cuota (también en dinero electrónico).

Con esta propuesta el dinero electrónico y el uso de pagos por vía electrónica se impulsarían, según el texto, “para mantener el actual régimen monetario de nuestro país”.                                                                                                           En enero de este año, durante la emisión de una entrevista denominada “De cara al futuro”, el presidente, Rafael Correa, señaló que si bien el país no tiene las tasas de crecimiento de los vecinos, es importante ver si ese crecimiento se traduce en bienestar.

Para ejemplificar, Correa dijo que antes del Gobierno (el país) era como las familias que vivían en casas de caña, en terreno ilegal, sin salud y ni educación, y encima si el jefe de familia perdía el empleo se quedan en la miseria sin tener qué comer. Pero ahora es como una familia de clase media, que tiene casa de cemento con dos pisos, terreno legalizado, un auto, educación, salud y si el jefe de familia se queda sin empleo, “tiene la tarjeta de crédito para seguir subsistiendo”.

La idea de usar más este medio de pago parece haber dado resultados, ya que si bien el volumen del crédito otorgado por el sistema financiero privado y de economía popular y solidaria tuvo una variación anual negativa del 14,3% a febrero de 2016, uno de los sectores que lo conforman está creciendo y es precisamente el de las tarjetas de crédito.

Según el último reporte del Banco Central del Ecuador (BCE), al respecto, el total del volumen del crédito otorgado a través de tarjetas al segundo mes del año fue de 7,6 millones de dólares, lo que implica un crecimiento del 31,7% frente a lo registrado en febrero de 2015 cuando el monto llegó a 5,8 millones de dólares.                                             Del total de las operaciones realizadas en febrero de 2016 (469.705), el 2,3% fueron con tarjetas de crédito. Si bien ese porcentaje es el penúltimo en cuanto a la participación, también refleja un crecimiento, pues en el mismo mes de 2015 llegaba a ser del 1,94%.

Por otro lado, el 5,5% del crédito promedio (3.698,2 dólares), fue concedido por las tarjetas de crédito, mientras que un año antes esta participación fue del 3,90%.

 

Fuente: Diario La Hora