Redacción QUITO

Representantes del movimiento indígena aseguraron que presentarán una demanda internacional contra el Gobierno si en el país no se hace justicia con las serie de afectados por la represión policial durante la jornada de la movilización indígena que se cumplió la primer quincena del mes pasado.

Marlon Santi, coordinador nacional de Pachakutik, brazo político de la Conaie, aseguró que hay dirigentes con procesos judiciales, fallecidos, autoridades de gobiernos seccionales de su sector que están siendo intimidados. “Queremos llegar hasta las últimas consecuencias en el tema de la justicia y en el tema de la criminalización de la protesta social”, manifestó.

Por su parte Yaku Pérez, prefecto del Azuay y ex presidente de la Ecuarunari, filial en la Sierra de la Conaie,  espera que la Fiscalía inicie de oficio todas las investigaciones de los presuntos delitos de “lesa humanidad” cometidos durante la represión. “Si no se encuentra respuesta por parte de la justicia nacional, habrá que acudir a la Corte Penal Internacional”, aseguró Pérez.

Los  dirigentes de las organizaciones indígenas esperan el informe que deberá emitir la misión de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) que visitó la semana pasada el país para documentar lo sucedido durante la protesta nacional para verificar la situación de los Derechos Humanos. “Esperamos conversar también con las Nacionales Unidas, no solo por el tema del diálogo sino para que no queden en la impunidad estos crímenes”, agregó Pérez.

Fuente: lahora.com.ec