QUITO.- Se buscan respuestas en todas las entidades de gobierno. Operarios turísticos sostuvieron una reunión con el Ministerio de Economía y Finanzas para buscar mecanismos de reactivación del sector.

La alternativa planteada por los empresarios es eliminar el cobro del Impuesto al Valor Agregado (IVA) para los turistas nacionales.

La medida, aunque drástica, ayudaría a recuperar a parte de la industria. Se habla de pérdidas de más de $ 1.694 millones y de más de 25.000 empleos directos que se eliminaron.

Solo en Quito, como ejemplo, cerraron hoteles emblemáticos como el Akros y el Best Western.

Según la Federación de Cámaras de Turismo del Ecuador, son 10.000 los establecimientos cerrados durante la pandemia del COVID-19. De esos, al menos 150 serían hoteles de todo tipo de categorías.

Holbach Muñetón, presidente del gremio, dijo que el domingo conversó con el ministro de Producción, Iván Ontaneda, para buscar soluciones que eviten el cierre de más locales.

Sobre la propuesta de eliminar el IVA, Muñetón explicó -en entrevista radial- que solo aplicaría al turista nacional porque son los que podrán viajar en los próximos meses.

Otro tema de conversación con las autoridades fue el aplazamiento del cobro de créditos por parte del sistema financiero público-privado.

Además, solicitan mover el cobro de obligaciones como afiliación al Seguro Social e impuestos hasta 2022.

Actualmente el ingreso es prácticamente nulo.

La Federación espera tener respuestas inmediatas y pide crear mesas de trabajo entre el gobierno y el gremio empresarial de forma urgente.

De su parte, la federación se compromete a reducir entre el 30 % y 40 % de sus precios para comenzar a reactivar al turismo nacional.

Fuente: dairiocorreo.com.ec