El segundo debate que mantuvieron este domingo los candidatos a la presidencia de Estados Unidos estuvo lleno de dimes y diretes. El candidato republicano Donald Trump acusó al expresidente Bill Clinton de ser «abusivo con las mujeres», durante un extraordinariamente tenso debate con su adversaria en la campaña electoral, Hillary Clinton.
«Nunca ha habido en la historia de la política en este país alguien que haya sido tan abusivo hacia mujeres, de forma que puedes decir lo que quieras, pero Bill Clinton fue abusivo con mujeres», dijo Trump.
Esto, luego de que Clinton reviviera, al inicio del debate, la polémica en la que se vio envuelta esta semana el magnate tras viralizarse un video en el que se lo ve haciendo declaraciones obscenas sobre las mujeres.
Trump repitió la afirmación de que sus alardes sobre haber agarrado a mujeres por sus genitales y besarlas a la fuerza fueron una «conversación de vestuario».
El caso de la filtración de miles de correos electrónicos con información clasificada cuando Clinton era secretaria de Estado fue mencionado en el debate. Ante esto, Trump también prometió que, si es electo presidente, ordenará investigar a su adversaria. «Deberías estar en la cárcel», le dijo instantes después.
Cuando arrancó el debate, Clinton y Trump se rehusaron a estrecharse las manos a su ingreso al salón en San Louis. Ese hecho rompió con un protocolo tradicional del debate.
A apenas cuatro semanas de las elecciones, ambos candidatos respondían a las preguntas de dos moderadores y un panel integrado por electores indecisos.
Una de las preguntas de los indecisos fue: ¿qué rescataría el uno del otro?, la cual generó aplausos de los asistentes.
Clinton respondió: «Yo respeto a sus niños. Como madre y abuela eso es importante». Agregó que está en desacuerdo con sus propuestas, «con casi todo de él, pero respeto a sus hijos».
Trump, por su parte, expresó: «El elogio de ella por mis hijos es muy grande. Lo que yo rescato de ella es que no cesa, ella no se da por vencida, lo respeto, ella es una combatiente. Estoy en desacuerdo con su criterio».
Ambos candidatos tuvieron dos minutos para responder. Pero ambos, en las respuestas más acaloradas, no cumplieron con esa premisa. Incluso Trump reclamó que los moderadores permitieran que Hillary se extendiera.