GUAYAQUIL.- Un grupo de más de 30 servidores de la salud se concentraron en los exteriores del hospital Teodoro Maldonado Carbo del Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS).

“¡Estabilidad” era el grito que repetían varios médicos, auxiliares de enfermería, camilleros que fueron desvinculación de sus labores tras la finalización de sus contratos ocasionales de tres meses.

“Es una indignación. Cuando el hospital más lo necesitaba, cuando la ciudad más lo necesitaba, no cualquier persona hubiera venido a trabajar bajo las condiciones que nos estaban dando, con toda la histeria que había en Guayaquil, debidamente justificada. Estas personas que ayer las llamaron héroes, hoy les dijeron hasta aquí no más””, dijo Luis Béjar, quien se desempeñó como médico residente de cuidados intermedios desde fines de abril.

En ese plantón también se unieron servidores del hospital IESS Ceibos. Uno de ellos dijo que le notificaron del cese de funciones vía correo electrónico.

Jorge Wated, presidente del Consejo Directivo del IESS, aclaró en entrevista con RTS que alrededor de 150 médicos estuvieron contratados por 90 días.

Además, explicó que el grupo de galenos tendrá su nombramiento, de acuerdo a la Ley Humanitaria aprobada en esta pandemia.

“No son gente de nombramiento, son los que se contrató temporalmente por la pandemia, ahora la ley humanitaria establece que esa gente que estuvo en primera línea hay que darle un nombramiento, pero no es que usted aplasta un botón y tiene un nombramiento, eso tiene un proceso. Tenemos que hacer los procesos internos, establecer recursos, partidas presupuestarias, hacer las aprobaciones; la ley te da 180 días para hacerlo. Toda esa gente que estuvo en primera línea va a hacer contratada y se le va a dar nombramiento permanente”, acotó.

Fuente: diariocorreo.com.ec