Para el señor Francisco Egas Presidente de la FEF, no hay problema en la selección de futbol del Ecuador. Bueno si él no lo quiere ver por conveniencia propia y mira hacia otro lado. Le vamos a recordar ciertos problemitas que tuvo y tiene la tri. Luego de echar al bolillo Gómez, quien en épocas atrás llevó al Ecuador por primera vez a un mundial, se contrató a un europeo, que en su trayectoria como entrenador nunca había dirigido a un equipo, solamente tenía el gran mérito de ser el hijo de un crack del fútbol mundial. Nunca tuvo una sección de entrenamiento con los jugadores convocados a la selección porque el vivía en España. Se lo presentó con bombo y platillo como el nuevo entrenador de la selección y esa farra publicitaria costó 200 mil dólares.

Hasta que llegó el covid y fueron suspendidos los partidos de eliminatoria al mundial. 2 millones de dólares desembolsó la FEF, por rescindir el contrato con el hijo de Joha Cruyff.Ecuador quedó en la calle sin entrenador con los partidos eliminatorios al mundial de Qatar a la ceja del ojo. Se sugirieron varios nombres de entrenadores ecuatorianos para que asuma el banco de la tri. Pero la FEF se inclinó por Gustavo Alfaro y fue contratado para que dirigiera a la selección. El argentino de una aceptable trayectoria como entrenador, venía de hace poco en dirigir al linajudo Boca Juniors de Buenos Aires. Tuvo un sorprendente, admirable y casi heroico debut en los primeros partidos eliminatorios al mundial de Qatar.

Aunque Ecuador es derrotado en Buenos Aires en el primer partido por las eliminatoria, le hizo un partidazo a la Argentina de Messi. Luego se golea a Uruguay y a Colombia. Y se le gana en su legendaria altura a Bolivia. Sumando 9 puntos que lo mantiene en la tercera casilla por la eliminatoria mundialista. Luego de una breve pausa impuesta por el Covid, vuelven los partidos eliminatorios. Ya para eso Gustavo Alfaro había perdido la brújula y el libreto para confrotar los nuevos compromisos por la clasificación al mundial, caí derrotado por Brasil y por el último de la tabla Perú. Llega a la Copa América que se está jugando en Brasil totalmente desfigurado, un equipo sin solvencia, sin carácter, sin espíritu de juego de equipo. Alfaro ensayando varias formulas para recontrar el juego del equipo y hasta ahora su química no da resultado, más por el asar que por mérito clasificó a los cuarto de final. Que pasó con el cuadro arroñador que tuvo Ecuador en su inicio.

Es el problema que no quiere ver el señor Panchi Egas y se lo atribuye a la prensa. Cuando dice que la prensa ve problema donde no lo hay. No dudamos de la capacidad profesional de Gustavo Alfaro, reconocemos su valía como tal, hasta ahora se ha mostrado como un caballero. Pero si nos llena de mucha dudas su personalidad, como se han presentado hasta hoy las cosas, pareciera que al señor Gustavo Alfaro le imponen desde arriba a los jugadores. Ahí tenemos una convocatoria con jugadores que están en equipos extranjeros, pero que casi nunca juegan, que son calentadores de banco, cuando en nuestro medio hay jugadores en actividad y con buen rendimiento. También se observa regionalismo en las convocatorias. Pero lo peor del caso hay sospecha que dirigentes quieren mostrar a sus jugadores en la vitrina de la selección para luego venderlos a jugosos precios. A estos dirigentes no le interesa la selección el equipo de la patria, sino los intereses de sus bolsillos. Esto son los problemas que el Presidente de la FEF no quiere ver.

Fuente: El plumero

Visitas de hoy: 0
Total de visitas: 10929