El colectivo está conformado por adultos con síndrome de Down. Tras diez años en Salinas, abren una sucursal en la ciudad.

Las luces se apagaron y el auditorio fue transportado de inmediato al siglo XVII, al momento en que Alonso Quijano decidió convertirse en caballero y partir a luchar por los indefensos.

Sin embargo, a pesar de que la obra ‘Don Quijote de la Mancha’, es una que se ha puesto en escena en Guayaquil a menudo, la audiencia nunca se había enfrentado antes a un espectáculo así.

Y es que en esta adaptación musical de esta emblemática pieza, no es la historia la que brilla, sino el elenco.

Los actores son parte del teatro Somos, escuela teatral de la Fundación Gabriel que entrena y prepara a adultos con síndrome de Down y otras discapacidades en las artes escénicas.

Pía Zambrano, directora de la institución, indicó que la agrupación se formó hace diez años en su Salinas natal con el fin de capacitar a los alumnos en teatro, pero a un nivel profesional.

“Creamos la escuela de teatro para darle a estos jóvenes una actividad lúdica que pudieran desarrollar, pero sin tintes bonachones o permisivos. La fundación siempre ha buscado integrar a los chicos a la sociedad y es por eso que las exigencias para el grupo teatral son las mismas que tendría una academia regular”.

El esfuerzo que entra en la preparación de cada pieza es extenso y complejo.

Cada una de las obras que interpretan se ensaya a lo largo de dos años y medio y en ellas se estudian los personajes, el vocabulario, el manejo del espacio y más.

Los protagonistas, que son diez, ensayan a diario durante cuatro horas y su fin es el de todo artista, que los aplausos que reciben sean lo que su esfuerzo se merezca.

“Nos llena de orgullo cuando la audiencia disfruta de la presentación porque es de excelente calidad. El que les sorprenda que los actores sean chicos con discapacidad es algo adicional”, añade Zambrano.

Hasta ahora la agrupación ha puesto en escena, a más de El Quijote, La Cenicienta y Romeo y Julieta, las que han presentado en distintas ciudades y comunas de la Península.

Próximamente interpretarán esta última pieza en el teatro Sánchez Aguilar.

No obstante, antes de esta presentación, la fundación se ha puesto un nuevo reto, abrir una sucursal en el Puerto Principal donde entrenarán a un nuevo grupo de actores.

Esta abrió ayer y se desarrolla de lunes a miércoles en La Fábrica, ubicada en Guayacanes y calle Segunda, en Urdesa.

Fuente: El Expreso