Continúa el problema en la calle Calchaquíes de la cooperativa Venceremos, ubicada en el km 2 vía hacia Quevedo, pues parte de la calzada se está deslizando hacia el río Pove. El problema se originó por el colapso de la alcantarilla a raíz de los efectos de las fuertes tempestades suscitadas el pasado 8 de mayo, desde esa fecha los moradores aseguran que no se han realizado los trabajos correspondientes. “El día que creció el río, de la presión de cayó la estructura, pero al día siguiente vinieron las autoridades pero nos dijeron que hay que esperar que pase el invierno”, comentó Hugo Silveira, morador.
El problema está en que el daño causa peligro constante para quienes transitan por el lugar, así lo asegura Daniel Peña, conductor, “cada vez que paso por esta calle veo que se desprende más tierra del lugar”, señaló. Los vecinos dicen que este daño debe ser remediado y a la vez piden se realice un trabajo completo y bien hecho, pues el ducto se puede volver a romper con las lluvias.
El pan de cada día para estas familias es el mal olor por la basura, escombros y desperdicios que son depositados en el lugar, cuentan que especialmente en las noches personas van a botar pescados y otros mariscos en el lugar. “Debemos hacer huecos y enterrar todo para que los gallinazos no se posen ahí”, comentó Azucena Mera, vecina.

Fuente: LA HORA