Las autoridades de la provincia china de Jiangsu elevaron ayer a 99 la cifra de víctimas por el tornado y tormentas de gran intensidad que golpearon este jueves la ciudad de Yancheng, que también dejaron 846 heridos.

Los equipos de emergencia continúan desplegados en las áreas afectadas y trabajan a contrarreloj para retirar los productos químicos peligrosos que estaban almacenados en una fábrica de paneles solares que quedó destruida, informaron los medios de comunicación oficiales.

Fuente: LA HORA