El valor de este grupo de productos y servicios aumentó más de 10 dólares en el último año.

Según datos del Instituto Na­cional de Estadística y Censos (INEC), el valor de la canasta familiar básica en Ambato su­bió 11 dólares con 97 centavos durante el último año, es así que, en mayo de 2020, este gru­po de productos y servicios al­canzó un valor de 705 dólares con 77 centavos.

La emergencia sanitaria debi­do al Covid-19, y todo el impac­to económico que esto significó para el país, determinó la disminución de suel­dos en el sector público y en el sector privado, mientras que, miles de personas se quedaron sin empleo.

En una familia cuyo único ingreso son los 400 dólares de un suel­do básico, el costo de la canasta familiar es de­masiado elevado y el panorama empeora cuando el jefe de ho­gar ve disminuidos sus ingre­sos parcial o totalmente.

La canasta familiar básica está compuesta de 75 produc­tos, entre ellos lácteos, frutas, legumbres, tubérculos, cárni­cos y otros gastos como el al­quiler de una vivienda, trans­porte, educación y salud.

Actualidad

Para el economista, Diego Proaño, el aumento en el pre­cio de la canasta básica se debe primero a la disminución de producción debido a la parali­zación de la economía al inicio de la emergencia sanitaria.

“Esto hizo que haya escases de varios productos que for­man parte de la canasta básica y también que suban de pre­cio”, dijo.

Así mismo aseguró que el cierre de plazas y mercados al inicio de la pandemia con­tribuyó a la generación de ferias informales en donde la especulación se apoderó de los bolsillos de los ciu­dadanos.

“Los productores comer­cializan fuera del mercado sin ningún tipo de control de precios y eso ayudó al aumento de la canasta fa­miliar que se traduce en una inflación en este momento”, aseveró.

Consecuencias

Proaño indicó que gran parte de las familias ecuatorianas sufren problemas económicos actual­mente, lo cual produce una dis­minución en el poder adquisitivo en todo ámbito.

Lorena Sánchez, comerciante del mercado central de Ambato, aseguró que sus ‘caseros’ cada vez compran menos productos desde que empezó la crisis.

La Cámara de Comercio de
Quito con datos del Banco
Central determinó
que la emergencia sanitaria
dejaría sin empleo a unos
600 mil ecuatorianos
“Si antes compraban 10 libras de arroz, ahora compran cinco libras o menos”, aseguró.

Carmen Salazar, ciudadana ambateña, mencionó que el dine­ro le alcanza cada vez menos, su esposo que era funcionario pú­blico fue despedido y ahora tra­ta de ganarse la vida vendiendo postres y otras cosas a domicilio.

“Es un momento muy duro para todos, los ahorros se acaban y tampoco podemos quedarnos en la casa sin hacer nada, tene­mos que salir a trabajar para poner el pan en nuestra mesa”, indicó. (RMC)

Fuente: lahora.com.ec