Linda Reyes

lreyes@diariocorreo.com.ec

El gremio del transporte público está ansioso por laborar, pues la pandemia del COVID-19 ha afectado la economía de cada dueño y conductor de taxi como de los buses de transporte urbano.

El anuncio de la reactivación de ciertas actividades laborales en el país puso en alerta al gremio del volante que esperaba disposiciones por parte del gobierno y las tuvo anoche por parte de la ministra de Gobierno, María Paula Romo.

Entre las nuevas disposiciones que regirán desde el 04 hasta el 31 de mayo con respecto al gremio de taxistas es que anoche el COE Nacional autorizó el servicio de taxis desde las 05:00 hasta las 22:00, conforme a la restricción según el número de placa. Esta medida aplica un 30 % de descuento al personal de salud, Policía Nacional, Fuerzas Armadas, Agentes Civiles de Tránsito, Agentes de Control Municipal, Comisión de Tránsito del Ecuador, ASP, ECU-911 y Seguridad Privada.

TAXISTAS CON

PROTECCIÓN

Antes de este anuncio, la Unión Provincial de Operadoras de Transporte en Taxis de El Oro” informó que el 04 de mayo saldrá a las calles a prestar sus servicios, pero lo harán quienes voluntariamente deseen trabajar, debido a la situación económica por la que están pasando, agregó el presidente de dicho gremio, Manuel Olmedo.

“Ya vamos más de 40 días encerrados en nuestras casas y no hay dinero que alcance, además no recibimos ayuda del gobierno, y los compañeros que viven del día a día, ellos obligadamente les va a tocar salir, por eso se tomó resoluciones y quienes deseen voluntariamente trabajar lo harán, pero con las debidas medidas de bioseguridad”, agregó Olmedo.

Antes del anuncio que realizó el presidente Lenín Moreno sobre la ordenada reactivación económica, este 04 de mayo, la Unión de Taxistas se reunió para tratar el tema de bioseguridad en los vehículos con el fin de cuidar la salud de los conductores y sus familiares.

Entre las disposiciones de protección obligatorias para las diferentes operadoras de taxis es que las unidades deben tener una mampara de plástico, respeto por las normas de bioseguridad como mascarilla, guantes, gafas, alcohol para desinfectar después de cada carrera.

Los dueños o conductores deben fumigar las unidades una vez concluida la jornada laboral, la misma que inicia a las 05:00 y concluirá a las 14:00 para evitar contagios en las familias.

Otra medida es que el aire acondicionado sea opcional, pero recomiendan que no sea utilizado. El chofer solo puede llevar dos pasajeros y este debe viajar en la parte posterior del vehículo.

El presidente del gremio recalcó que no todos los vehículos de las diferentes operadoras podrán trabajar, solo podrán laborar o circular de acuerdo al último dígito de la placa y respetando el toque de queda.

En caso de incumplimiento de las disposiciones, los conductores o el propietario del vehículo será sancionado internamente por parte de las respectivas operadoras de taxis.

BUSES URBANOS

Por su parte, las cooperativas de buses esperan el pronunciamiento del COE Cantonal para conocer las nuevas disposiciones con respecto al horario de labores y números de buses y pasajeros que pueden transportar.

La compañía Multioro labora con la resolución que emitió el COE Cantonal de trabajar con el 20 % de unidades desde las 05:30 hasta las 14:00. “Como este 04 de mayo se reactivan las labores, nosotros tenemos que esperar alguna disposición si nos extienden el horario o nos aumentan la cantidad de vehículos para servir a la ciudadanía”, expresó Silvio Basurto, presidente de la compañía Multioro.

Entre las medidas de bioseguridad ante el COVID-19 que han implementado es que los conductores trabajen con los trajes de protección, que les entregaron y que utilicen mascarillas, guantes y lleven alcohol o gel desinfectante.

La empresa de transporte urbano Multioro cuenta con 80 unidades de buses y laboran 23 por el estado de emergencia, las mismas que están distribuidas en 5 rutas.

CIUDAD DE MACHALA

“Estamos esperando las resoluciones del COE cantonal, que a su vez nos emite por medio de Movilidad Machala las nuevas disposiciones en caso de haberlas. En el transcurso de esta semana nos indicarían los protocolos de seguridad, la cantidad de gente que podemos llevar en las unidades y el número de buses que podemos trabajar, debido a que ahora solo trabajamos el 20 % de las unidades”, agregó Enrique Jaramillo, gerente de la cooperativa Ciudad de Machala.

Entre las medidas de protección que han exigido a los conductores en el uso de la mascarilla, guantes y gel desinfectante.

El gerente dijo que harán la adquisición de un traje especial para quienes conducen las unidades, debido a que el calor del motor del vehículo es intenso, por eso enviaron a diseñar los trajes tomando en cuenta esta problemática.

“También hemos tomado en cuenta las medidas que establece el Ministerio de Salud Pública. Otra de las acciones que hemos realizado ante el COVID-19, es la implementación de un arco rociador de desinfección dentro del bus, esperamos tener la aprobación del ministerio para colocarlo en todos los buses, por el momento está instalado en 15 vehículos”, afirmó Jaramillo.

Hoy, el Consejo de Administración de la cooperativa mantendrá una reunión con respecto a las medidas de bioseguridad en las unidades de buses. Ciudad de Machala cuenta con 163 buses y actualmente laboran 33 vehículos.

Fuente: diariocorreo.com.ec