El alcalde Jaime Nebot anunció ayer que técnicos extranjeros apoyarán al Municipio en la evaluación de estructuras afectadas por el terremoto del sábado pasado. Intervendrán, refirió, basados en una inspección preliminar del Cabildo.
Por efectos del movimiento telúrico colapsó el paso a desnivel de la avenida de las Américas, en la zona de la Universidad Vicente Rocafuerte, así como 20 casas; además, 243 edificaciones y viviendas evidencian daños parciales, según un informe de la Corporación para la Seguridad Ciudadana de Guayaquil (CSCG).
Un inmueble en riesgo queda en Chimborazo y Cuenca, en el centro sur de la ciudad. Está resquebrajada una moldura en el tercer piso, de 4 m² aproximadamente, y ayer se tuvo que cerrar el tráfico en el sitio.
Gustavo Zúñiga, director de la Corporación, le indicó a Radio City que el Municipio en estas dispone la inhabitabilidad.
“Hay afectaciones altamente visibles, no solo han afectado la mampostería, sino la estructura; en estos casos se ha ordenado, ya sea la inhabitabilidad del inmueble (…). Guayaquil no tiene un salvoconducto de que un movimiento telúrico no se vuelva a repetir ya sea de la misma magnitud o de menor escala, pero ya estas edificaciones cuyas estructuras están sentidas, ya no podrán soportar ni siquiera sismos un poco menores de los que hemos pasado”.
Zúñiga indicó que los técnicos foráneos ejecutarán pruebas en pro de determinar si la estructura está en condiciones. “De lo contrario, deben hacerse adecuaciones necesarias”.
Fuente : El Universo