Posicionar el tenis de playa en una opción de entretenimiento familiar, deportivo y de esparcimiento es uno de los objetivos de la primera edición del Beach Tennis Marenostro, que se realizará mañana, desde las 09:00 hasta las 18:00.
“El beach tennis exige un gran gasto energético promoviendo la pérdida de peso. Al practicarse sobre la arena proporciona una mejora significativa en el tono muscular”, señala Carolina Lapentti, quien organiza esta actividad junto con Paula Guerrero en la urbanización Marenostro, ubicada en Barandúa, en la Ruta del Spondylus.
El beach tennis es una modalidad deportiva que surge de la fusión entre los deportes de raqueta y los de playa. Se disputa entre dos jugadores (individuales o parejas).
Desde el 2008, esta disciplina se practica dentro de la Federación Internacional de Tenis y tiene similitud con el vóley de playa.
El beach tennis se desarrolla en una cancha de arena de 8 x 16 metros con una net (red) a una altura de 1,70 m.
Se juega con una pala parecida a la del pádel, variando la largada (que tiene aproximadamente 47 centímetros) y el grosor (que oscila entre los 19 y 26 mm), explica Guerrero.
Esta disciplina tonifica la musculatura de las piernas y ayuda a fortalecer los glúteos, bíceps, tríceps, cuádriceps.
También estimula los reflejos, la capacidad aeróbica, la velocidad y la agilidad de quien lo practica.
Fuente : El Universo