El Consejo Nacional Electal maneja tres opciones para los comicios electorales del 2021: voto telemático, 3 días de sufragio o incremento de recintos.

La emergencia sanitaria por COVID-19 ha replanteado aspectos como la modalidad en que se realizarán los comicios presidenciales del 2021 pues se debe evitar las aglomeraciones típicas de los procesos eleccionarios. El Ing. Enrique Pita, vicepresidente del Consejo Nacional Electoral (CNE), dio a conocer las opciones que analiza el organismo.

Pita señaló que el pleno debe conocer y discutir las opciones para ejecutar los próximos comicios, mencionó que él junto al consejero Verdesoto han planteado el escenario del voto telemático previo registro de los votantes que utilizarían celular, computadora o tablet y votarían a través de internet; quienes no puedan o no quieran emplear este método deberán asistir personalmente a los recintos.

El segundo escenario presentado por los consejeros Atamaint y Cabrera propone dividir la jornada electoral en 3 días, viernes, sábado y domingo. Mientras que una tercera opción es aumentar el número de recintos electorales y la duración del proceso electoral lo que incidiría en costos y cambios en el marco legal.

Los próximos comicios tendrán un componente especial pues el CNE deberá resolver el aspecto de la bioseguridad, para que los funcionarios, técnicos, empleados del CNE así como a los ciudadanos no tengan riesgos de contaminación.

“En cualquiera de las alternativas estamos significativamente atrasados, no solo por el hecho de tomar una decisión sino que los procesos informáticos se tienen que ajustar a cada una de estas decisiones y hay una serie de aspectos contemplados en el calendario electoral que tendrán que irse ajustando”, dijo.

Pita dijo que ha insistido en que el calendario electoral se debe reorganizar, “2 meses se paralizó la función electoral, se paralizó el país, no podemos seguir trabajando en un cronograma elaborado antes de la pandemia. Hay una agenda que no alcanzamos a entender, porqué se persiste en sostener tiempos que están totalmente desactualizados, a menos que existen agendas privadas particulares de los consejeros que se nieguen a atender esta situación; el tiempo es corto pero todavía es posible recuperarlo pero trabajando con mucho énfasis, muchas ganas, mucha dedicación.”, expresó.

Sobre una eventual reforma al calendario electoral, Pita dijo que esto depende de la voluntad de la presidenta del CNE “al final del día quien convoca a las sesiones del pleno es ella y quien propone los temas de agenda es ella, lamentablemente en la institución estamos expuestos a que siempre hay una mayoría de tres que votan férreamente sin argumentos de ninguna clase sino porque tienen los votos para tomar una decisión y dos consejeros que estamos insistiendo en que las cosas se hagan sobre bases legales, sobre análisis técnicos correctos y que casi siempre no ganamos, esos tres votos son los que deciden”.

“No podemos seguir postergando resoluciones tan importantes como esta, reformar el calendario y decidir qué sistema vamos a elegir para el próximo proceso”, dijo el consejero quien recordó que hay fechas hitos que no pueden ser movidas pues la posesión del nuevo Presidente de la República es el 24 de mayo y de esa fecha para atrás hay que ajustar los tiempos a las diferentes actividades que debe completar el Tribunal Contencioso Electoral.

“En este momento, el calendario está adelantado 23 días a la fecha de convocatoria, esos días son fundamentales para una serie de actividades. En este momento está por vencerse o ya se venció el plazo para cambio de domicilio para la creación de padrón pasivo que está ajustada a ese calendario; esos 23 días permitirían mejorar dar facilidades a las organizaciones políticas para que desarrollen mejor sus actividades previo a un proceso electoral”, mencionó.

PRESUPUESTO AUSTERO

“Mientras no tengamos definido el sistema electoral, un calendario nuevo no podemos tener un presupuesto, ir al Estado y decirle que vale tanto. Si la decisión es aumentar el número de juntas receptoras del voto significa aumentar recintos electorales, aumentar personal institucional y el factor de bioseguridad es determinante para efectos también de proteger a quienes vayan a votar y a nuestra gente. No hemos hecho la tarea todavía, somos morosos, no podemos hablar de 120 millones, 140 millones o 100 millones, no estamos haciendo lo que nos corresponde, actuando con responsabilidad respecto a tomar decisiones para un aspecto tan importante. El país está quebrado, el Gobierno no tiene recursos y nosotros no podemos soslayar eso tan importante y creer que como Función Electoral podemos tomar decisiones de organizar un proceso sin mirar ese escenario, no existen los recursos tenemos que ser eficientes, transparentes, garantizar la voluntad popular pero dentro de un marco económico austero.

Para el Vicepresidente del CNE, una opción para abaratar costos sería imprimir las papeletas con un proveedor del sector privado y con el Instituto Geográfico Militar. “En seguridad militar y policial, el presupuesto estaba exageradamente alto comparado con el último proceso, esos rubros deben ser revisados. Se contempla comprar equipos y no se ha hecho evaluación de la demanda de información con la cual se van a procesar, en que van a trabajar esos equipos”, dijo.

Pita señaló que las organizaciones políticas se pueden pronunciar sobre estos procesos y ciertas reglamentaciones sobre las que sientan necesidad de opinar si se sienten afectados.

Pita reconoció que existe desconfianza ante la opción del voto telemático o de la jornada de tres días y dijo “la decisión del CNE debe ir con el acompañamiento a las organizaciones políticas para que hagan la veeduría pertinente y auditorías de todas las etapas del proceso”.

“Me temo que la opción telemática este momento no pueda llevársela hacia adelante, la ciudadanía, las organizaciones políticas no confían en el CNE, el 85%de los ecuatorianos no confía en quienes administran hoy el CNE, por lo tanto, un proceso bajo estas condiciones que generan desconfianza, es muy difícil llevarlo para adelante. Debo confesar el hecho de que veo muy complicado seguir impulsando esta idea pero si se hará presencial (las elecciones) el tema debe estar rodeado de seguridades y certezas sobre bioseguridad para que funcionarios y electores no corran riesgo”, comentó Pita.

El Vicepresidente del CNE mencionó que debe brindarse a los participantes del proceso y a la comunidad la certeza de que el proceso se hace en forma limpia y transparente, que no existan situaciones como las que se dieron en Guayas y El Oro donde los ciudadanos cuestionaron a funcionarios o se daban situaciones que generaban suspicacias. Mencionó que para no entrar con esos vicios y defectos el CNE debe hacer una revisión integral de sus procedimientos pero no que actualmente no lo está realizado.

Fuente:https://www.diariocorreo.com.ec