Las tradiciones autóctonas de la región forman parte de una identidad que persiste en el tiempo.

TUNGURAHUA.

Esta provincia, así como otras de la Sierra ecuatoriana, tiene sus orígenes en las culturas incaicas y preincaicas que fueron enfrentadas, en su tiempo, con la conquista española.

La existencia de las diferentes etnias en la actualidad es la evidencia de las raíces que se resisten a desaparecer.

Así, la vestimenta, la comida, los saberes ancestrales y las diferentes tradiciones y festividades de cada nacionalidad forman parte de la diversidad cultural de Tungurahua, aspectos que han sido el camino hacia un sustento de desarrollo económico de cada sector y han constituido un atractivo turístico que contribuye con el desarrollo de toda la región.

Chibuleo

° Es un pueblo indígena que está al sur-oeste de Tungurahua, parroquia Juan Benigno Vela, Km 12 vía Ambato – Guaranda. Su idioma oficial es el kichwa, mantienen su vestimenta, fiestas y tradiciones, así como el uso de instrumentos musicales propios como el pingullo, el rondador, la huanca, la bocina y más. Los conocimientos se transmiten en forma oral y práctica.

Está formado por cuatro comunidades: San Francisco, San Alfonso, San Pedro y San Luis.

Kisapinchas

° Las 209 comunidades en las que se halla organizada esta etnia se encuentran distribuídas en distintas parroquias de los cantones Ambato, Mocha, Patate, Quero, Pelileo y Tisaleo.

Sus casas se caracterizaban por estar hechas de bahareque y paja, en la actualidad están cambiando estos materiales por otros más modernos.

Su vestimenta se ha mantenido a través de los tiempos, los adultos aún ocupan la tradicional: ponchos rojos con franjas hacia el borde, pantalón blanco y pequeños sombreros de copa redonda y baja.

Salasacas

° Están organizados en ayllus, integrado por el padre, la madre y sus hijos y los hijos políticos, quienes desde muy temprana edad son miembros activos en las tareas de producción familiar.

Subsisten de la producción agrícola, ganadera y artesanal. Una de las expresiones culturales que identifica a los salasacas es el tejido de tapices y ponchos de diferentes motivos y diseños elaborados en telares manuales, los cuales relatan sus vivencias. La actividad agrícola es para su autoconsumo y se la realiza en dos pisos ecológicos, el alto y el bajo.

Tomabelas

° Este pueblo está al sureste del cantón Ambato.

En la cultura tomabela, la relación entre el hombre, la mujer y la naturaleza tenía un carácter ritual casi sagrado.

La producción agrícola era considerada como un acto de amor, que permitía a los indígenas encontrarse con la pachamama (madre tierra).

La ocupación del espacio andino mediante el sistema de los archipiélagos altitudinales era el resultado de una cultura milenaria que se había adaptado a través del tiempo.

Fuente: La Hora