Un grupo de padres de familia se reunió la mañana de este viernes 1 de julio del 2016 con las autoridades de la Universidad Central (UCE). Dialogaron sobre el cierre definitivo del Colegio Menor, que surgió de la fusión del Odilo Aguilar, y de los establecimientos a los que los alumnos serán reubicados. Jorge Ortiz, director general académico de la UCE, presidió el encuentro junto a la rectora del Colegio Menor, Jenny Venegas. La mayor preocupación de los familiares de un grupo de cerca de 90 alumnos fue que a los jóvenes se les garantice el cupo en otro establecimiento educativo. Ortiz asegura que ellos integran un grupo de personas que aún no aprueba la reubicación del colegio ya que en más de 600 estudiantes ya se aceptó el cambio. Esta mañana, los representantes llenaron una hoja con los datos personales de los chicos y sus domicilios para que sean asignados a un plantel cercano a sus viviendas. No aceptan las primeras opciones de colegios que les dieron porque dicen que están lejos de sus casas, otros se ubican en zonas consideradas peligrosas, señalaron. Otros papás preguntaron si a los alumnos que les falta un año para terminar el bachillerato se les puede dejar un año más en el Colegio Menor para finalizar sus estudios secundarios. Ante esos cuestionamientos, Ortiz les dijo que espera reunirse con las autoridades del Ministerio de Educación para solucionar ese tema.

Fuente: EL COMERCIO