Los obreros cuestionan el proyecto de reformas laborales que fue presentado por representantes del Ejecutivo a la Asamblea Nacional. Edwin Bedoya, vicepresidente de la Cedocut, manifestó que es una forma de precarización laboral y un retroceso en sus derechos al regresar, argumenta, a la época de la tercerización.

Sin embargo, el ministro de Trabajo, Leonardo Berrezueta, aseguró que no es ni precarización ni flexibilización laboral, sino que busca precautelar el empleo.
En materia de Código de Trabajo, la reforma implica la jornada reducida, la jornada prolongada y la creación del contrato juvenil. Aquí un detalle de cada una.

La jornada reducida

El artículo 47 del Código de Trabajo establece que la jornada máxima de trabajo será de ocho horas diarias. Con la reforma planteada se establece que, en casos excepcionales y previo acuerdo entre empleador y trabajador, la jornada podrá disminuirse hasta a seis horas.

La remuneración será pagada en función de lo trabajado. Si un empleado gana el salario básico de 366 dólares por ocho horas diarias y se le disminuye a seis, ganará aproximadamente 300 dólares.

Para esto deben cumplir algunas condiciones:

Que sea autorizado por el Ministerio de Trabajo una vez que el empleador haya demostrado que los ingresos de la empresa han disminuido.

La disminución de la jornada laboral no podrá durar más de seis meses, renovables por una sola vez.

La autorización será revocada si se producen despidos.

El pago de aportaciones a la seguridad social del personal al que se le modificó la jornada deberá ser cancelado sobre la base total de la última remuneración recibida hasta antes de la modificación. Al empleado que pasó de 366 a 300 dólares, el cálculo del aporte al IESS deberá mantenerse en base de los 366.

Jornada prolongada

En razón de la naturaleza del trabajo y de acuerdo con la normativa, se podrán pactar jornadas que excedan las ocho horas diarias, siempre que no supere el máximo de 40 semanales ni 10 al día.

Los horarios se podrán distribuir de manera irregular en los cinco días a la semana. Las horas que excedan el límite se pagarán de acuerdo con lo establecido por el Código de Trabajo.

Sobre el contrato juvenil

El contrato juvenil se incorpora al Código de Trabajo y es el instrumento por el cual se vincula laboralmente a una persona de entre 18 y 24 años a fin de garantizar el acceso al primer empleo y la promoción de sus habilidades y conocimientos.

La contratación del empleo juvenil no implica la sustitución de trabajadores que mantienen una relación estable y directa, por lo que esta modalidad implicará aumento de la nómina de la empresa. El Ministerio del Trabajo podrá regular porcentajes y condiciones adicionales.

El pago del aporte patronal para el pago del seguro social será cubierto por el Gobierno hasta dos salarios básicos, siempre que el número de contratados no supere el 20% del total de la nómina estable.

Si el salario es superior a dos salarios básicos, la diferencia de aportación la pagará el empleador.

días han pasado desde que fue presentada la propuesta oficialista.

Mi opinión en 40 segundos

Joaquín Viteri, experto en materia laboral

¿Es una precarización laboral’

Es una precarización laboral, que prohíbe el artículo 327 de la Constitución.

La disminución de la jornada es inconstitucional porque la Constitución garantiza la remuneración de los trabajadores y solo puede disminuirse en el caso de que haya descuento por alimentos o que el propio trabajador acepte la disminución.

En el momento en que le rebajan la jornada de trabajo en ese momento se produce la inconstitucionalidad porque el empleador va a pagar menos a la persona trabajadora, lo que perjudica la remuneración que estaba percibiendo y es un retroceso de los derechos porque el que va a resultar beneficiado es el empleador. Se están violentado los derechos que inclusive están reconocidos en el artículo 328 de la Constitución, donde se habla del salario básico que debe percibir un trabajador.

Fuente: Diario La Hora