Con juegos de memoria, actividades para incentivar el desarrollo motriz, capacitaciones en temas de salud y de nutrición, los 19 stands de la feria de servicios para el adulto mayor presentaron las opciones que ofrece la Unidad Patronato Municipal San José a este sector de la población.
Blanca Aldaz, quien tiene 75 años y vive en Santa Anita, al sur de la ciudad, bailó y aplaudió y armó un rompecabezas en uno de los puntos dispuestos en la sala del Centro de Exposiciones Quito. A ella le recomendaron hacer ejercicios mentales con frecuencia para mantenerse activa.
En la jornada también se celebró el primer año del programa ‘Volviendo a ver’ del Sistema de Atención Integral al Adulto Mayor que impulsa el Patronato.
El director de comunicación de la institución, Fredy Lobato, explicó que lo que se busca es “integrar a más personas a los programas y mostrarles las opciones que tienen para acceder a salud, nutrición, recreación y emprendimiento”.
Cerca de los puestos de información que capacitaban sobre el uso de las bicicletas eléctricas, se paseaba María de Lourdes Noboa, de 63 años, junto a sus compañeras del Centro de Experiencia del Adulto Mayor (CEAM) en busca de más actividades en las que incluirse.
Hace más de un año que es parte del programa de recreación y también del servicio de salud por el que accedió a una operación de terigio.
Un grupo de danza folclórica que nació de las reuniones de los grupos ‘60 y Piquito’ se lució durante la jornada. Blanca Martínez, de 61 años, una de las integrantes, dijo que esta actividad le mantiene saludable, alegre y le permite viajar. “Acompañamos siempre las actividades de este grupo desde antes de que fuéramos 60 y Piquito y seguiremos haciéndolo”, acotó.
La presidenta del Patronato, María Fernanda Pacheco y el alcalde Mauricio Rodas destacaron el alcance que ha tenido el Sistema de Atención Integral al Adulto Mayor.
Rodas anunció que este año se tienen planificadas más actividades como las visitas solidarias a los hogares y más de 11.000 paseos turísticos para personas de la tercera edad.
Fuente : La Hora