El juez Marco Tamayo negó hoy la acción de protección que fue presentada por la Unión Nacional de Educadores ante la decisión del Gobierno de disolver a este gremio.
La decisión la tomó este mediodía, después de que en la Unidad de Tránsito de Pichincha culminara la audiencia del caso, a la que acudieron abogados de la UNE y sus dirigentes, del Ministerio de Educación y de la Procuraduría.

El argumento de Tamayo fue que “los jueces no pueden excederse en sus atribuciones” y que lo reclamado por el gremio de los educadores tiene la vía conencioso-administrativa, por lo que “no procede en la vía judicial”.
Ciro Guzmán, abogado de la UNE, sin embargo, afirmó que la resolución del juez “no tiene coherencia con el proceder ni con lo señalado en la Constitución, ni tampoco con el tratamiento de otros casos”.
En este punto, se refirió a la decisión de una jueza de Guayaquil de aceptar la acción de protección que fue presentada por el presidente, Rafael Correa, en contra del Consejo de Disciplina de la Armada por no haber sancionado a un uniformado que le faltó el respeto.
“Allí si el juez constitucional puede pronunciarse sobre el acto administrativo, acá no”, mencionó Guzmán.

Fuente: La Hora