lud informó la semana pasada que todo el personal educativo está incluido en la fase 1 de vacunación prevista para el próximo mes, entre los que figuran unos 220.000 docentes.

Pero el representante de Unicef consideró que «se puede regresar antes incluso de la vacunación, teniendo en cuenta todas las medidas de seguridad como ventilación, distanciamiento y mascarillas».

Los niños en situación de movilidad, «los que más necesitarían ir a la escuela por ser un lugar de integración», y las niñas, «que están más abocadas a las tareas domésticas, embarazo infantil y violencia», son objetivos prioritarios.

«Hay unos niveles de ansiedad en los hogares tan grande, que pueden llevar a la violencia, no solamente física, sino convertirse en un lugar tóxico que hace que el niño no se desarrolle de la misma forma, es urgente que los niños regresen», concluyó González-Alemán. EFE

Fuente: elmercurio.com.ec