Quito –
Cientos de venezolanos portando tan solo maletas de mano hacen largas filas frente a los puestos migratorios para intentar ingresar a Ecuador, donde esta semana se aumentó la cantidad de ventanillas para atender la mayor demanda.

La jefa de la Unidad de Control Migratorio de Rumichaca en la frontera con Colombia, Gladys Yambay, dijo a The Associated Press: «Estamos con 14 ventanillas. Nos tocó aumentar por la situación presentada en este punto de control. Antes teníamos 10 ventanillas».

Agregó que la mayoría de quienes ingresan a Ecuador a través de ese puesto fronterizo son venezolanos. Cientos de venezolanos que abandonaron su país hace tres días y atravesaron Colombia vía terrestre intentaban ingresar a territorio ecuatoriano.

Cargan enormes maletas mientras tratan de legalizar su ingreso. Unos para quedarse en Ecuador y otros para proseguir su travesía hasta Perú y Chile.

Cubierta con una bufanda y una chompa, Katherin Nieves, de 25 años, intentaba protegerse del frío que se siente en Carchi. Mientras tomaba una tasa de café, manifestó que el viaje desde Caracas, su ciudad natal, hasta Ipiales fue de 72 horas.

La mujer viajó con varios amigos y familiares rumbo a Cuenca, donde espera establecerse al menos por un año. “Allá nos esperan algunos familiares que decidieron migrar antes de Venezuela. Al menos ya tenemos adónde llegar y ojalá podamos encontrar trabajo pronto”, comentó.

La situación que se vive en su país, sumergido en una crisis política que ya lleva casi cuatro meses de protestas con más de 100 muertos, la obligaron a abandonar Venezuela.

“Allá ya no hay ni esperanza. Escasean los alimentos, no hay medicinas, la violencia está a su más alto nivel. Aunque amo a mi patria, ya no se puede vivir allá”, expresó.

El éxodo de venezolanos se ha incrementado en estos últimos días, no solo por las protestas, sino por el temor que generan las elecciones del domingo para elegir a los miembros de una polémica Asamblea Nacional Constituyente cuya tarea principal será redactar una nueva carta magna.

En esa votación no participará la oposición por considerar que supone la consumación de una “dictadura”.

Dalton Blanco, de 31 años, estaba en la frontera, esperando el aval para entrar a Ecuador. Él viajó en bus desde Cúcuta hasta Ipiales. Y en los próximos seis días piensa atravesar Ecuador y Perú hasta llegar a Santiago de Chile, su destino final. Un periplo que implica 7.660 kilómetros y más de cinco días de viaje.

Anhela llegar a esa nación y de inmediato ponerse a trabajar para ahorrar dinero, pagar el viaje de su esposa y sus vástagos y reencontrarse en Chile. Ellos se quedaron en San Cristóbal.

La ola de venezolanos que entra en estos días ha generado que las 14 ventanillas dispuestas para atender a los extranjeros permanezcan llenas. Con ese ritmo ya vienen trabajando los últimos 15 días, según Nelly Reina, jefa de Migración en Carchi.

“El flujo de extranjeros, mayoritariamente venezolanos, se ha incrementado considerablemente. Durante esta semana, cada día ingresan cerca de 2.000 venezolanos por esta frontera”, dijo la funcionaria.

Un mes antes el promedio diario no sobrepasaba los 800 ingresos y según registros de esa dependencia, la llegada de venezolanos no alcanzaba los niveles que se han observado estos días.

La aglomeración de personas hace que el proceso de legalización de ingreso a territorio nacional tarde hasta cuatro horas. La atención en ese punto fronrerizo es ininterrumpida las 24 horas los 7 días de la semana.

Organizaciones de derechos humanos estiman que en los últimos cinco años unos 28.000 venezolanos ingresaron a Ecuador y no registraron su salida del país.

Este domingo los venezolanos acudirán a la urnas convocados por el presidente Nicolás Maduro para elegir a los representantes a la Asamblea Constituyente que tiene el objetivo de reformar la constitución, lo que la oposición considera una vía para instaurar un gobierno de facto.

Desde el año 2000 Ecuador ha sido un polo de atracción para los inmigrantes, sobre todo cubanos, por la vigencia del dólar de Estados Unidos como moneda de curso legal. El flujo aumentó después de 2007 tras la llegada al poder del presidente Rafael Correa y la eliminación del requisito de visa para muchos países. En 2013 se comenzó a exigir visa a los cubanos y el flujo de ciudadanos de la isla bajó notablemente.

Durante los 10 años de gobierno de Correa, que finalizaron en mayo, Ecuador fue un aliado permanente de Venezuela. (I)

El Universo