La Unión Nacional de Periodistas (UNP) aseguró este martes que el llamado de la Comisión de la Justicia de la Asamblea Nacional a los seis periodistas ecuatorianos que participaron en la investigación de los Papeles de Panamá, es una «flagrante violación constitucional» y pidió que cese lo que considera un «hostigamiento» a los comunicadores.
La UNP argumentó que la citación de los parlamentarios se hizo el martes «desconociendo el artículo 20 de la Constitución que garantiza el secreto profesional y la reserva de la fuente para quienes informen y emitan su opinión a través de los medios de comunicación».
Los miembros del Consejo de Participación Ciudadana y Control Social (CPCCS), que llamaron a los periodistas a una reunión el próximo martes 19, «también han incurrido en esta absurda pretensión».
«El secreto profesional y la reserva de la fuente en el periodismo es un principio de validez universal y una regla jurídica que rige en los países democráticos y civilizados, que nuestro país está obligado a acatar por ser mandato constitucional, refrendado por los Tratados suscritos por el país», señaló la UNP.
En el comunicado, firmado por la presidenta de la entidad Guadalupe Fierro Acosta se aseguró: «Este llamado inconstitucional tiene el previsible afán de intimidar y amenazarlos (a los seis periodistas) y responsabilizamos de su integridad y de sus familias a quienes han hecho públicos sus nombres con la maliciosa intención de provocar amenazas y ataques en su contra».
El presidente de la República Rafael Correa tuiteó el martes los nombres de los seis comunicadores y mencionó sus cuentas de Twitter. La organización Fundamedios alertó que esa campaña se convirtió en un espacio de agresión a los reporteros. Uno de ellos, por ejemplo, recibió un mensaje en Twitter que decía: “Revela la verdad maldito, revela la verdad corrupto de mierda!”, mientras que de otro se difundieron fotos que exponen públicamente a sus familiares. En Facebook, los calificaron como “mercenarios”, “ratas”, “corruptos”, “lacayos del imperio”, etc.
«Nos solidarizamos con nuestros colegas y respaldamos su valiente tarea informativa. Este es un episodio más que demuestra porqué el Ecuador ha caído a los peores escalones respecto de la libertad de expresión, conforme lo denuncian varias organizaciones internacionales», concluyó la UNP.
Fuente : El Universo

Visitas de hoy: 0
Total de visitas: 402