Un número aún no determinado de personas han muerto al estrellarse hoy en el noroeste de Turquía un helicóptero militar turco en el que viajaban quince ocupantes, entre ellos altos mandos militares y sus familias, se informó oficialmente.

El primer ministro de Turquía, Binali Yildirim, confirmó que «hay muertos y al menos cinco heridos», sin precisar el número de los supervivientes, en declaraciones recogidas por la cadena NTV.
Según explicó Kerim Aksu, el alcalde de Giresun, la ciudad adonde se dirigía el aparato siniestrado, han fallecido al menos dos coroneles y también algunas de las esposas e hijos de los uniformados.
El diario Hürriyet informó de que son seis los muertos y siete los heridos, información
Aparte de ocho militares, entre los que se contaba un general, en la aeronave, un Sikorsky S-70, viajaban cuatro mujeres y tres jóvenes, asegura NTV.
El incidente tuvo lugar sobre las 14.30 GMT en una zona montañosa de la provincia de Giresun, situada en la costa del Mar Negro, en el noroeste del país.
El grupo regresaba a Giresun desde el municipio de Alucra, donde había realizado una visita en el marco de las ceremonias del primer día de fin del mes de ramadán, que se celebra hoy.
Varios equipos de rescate se están trasladando al lugar del suceso, sin que se tenga aún información sobre las causas del accidente.
Giresun está a cientos de kilómetros de las zonas del sureste de Anatolia donde la guerrilla kurda del PKK ha derribado alguna vez helicópteros militares mediante el empleo de armas antiaéreas.

Fuente: CENTRO