Redacción GUAYAQUIL

EFE

Veintiséis futbolistas extranjeros reforzarán a los clubes ecuatorianos Barcelona, Macará, Liga de Quito, Delfín e Independiente del Valle en la Copa Libertadores, que comienza el 21 de enero.

Once argentinos, seis uruguayos, tres colombianos, dos paraguayos, dos venezolanos, un brasileño y un panameño componen el grupo de foráneos que comenzarán la temporada.

El equipo con más extranjeros en sus filas es el Barcelona, con ocho, de los cuales cinco son centrocampistas.

Le sigue Macará con seis, Delfín con cinco, Liga de Quito con cuatro, de momento, y el Independiente del Valle con tres.

El Barcelona será el primero de los ecuatorianos en jugar la fase de repesca del torneo, el 22 de enero en la cancha del Progreso uruguayo.

Los argentinos del Barcelona son el portero argentino Javier Burrai así como los centrocampistas Matías Oyola y Damián Díaz, que se han nacionalizado, y Emmanuel Martínez.

El defensa paraguayo Williams Riveros ha llegado a las filas del Barcelona junto con dos uruguayos: el centrocampista Bruno Piñatares y el delantero Jonathan Alvez. A ellos se suma el centrocampista brasileño nacionalizado Gabriel Marques.

Macará participará desde la segunda fase de repesca con los refuerzos del portero y los defensas argentinos Agustín Silva, Brian Molina y Ángel Viotti; del centrocampista uruguayo Mario Rizotto; y de dos atacantes, el colombiano Juan Sebastián Herrera y el venezolano José Balza.

El campeón Delfín, el subcampeón de la LigaPro 2019, Liga de Quito, y el campeón de la reciente Copa Sudamericana, Independiente, comenzarán su participación desde la fase de grupos de la Libertadores.

Delfín contrató para enfrentarse en el Grupo G con el Olimpia, el Santos brasileño y el Defensa y Justicia argentino al portero venezolano Alaín Baroja, el defensa paraguayo David Villalva, al centrocampista uruguayo Martín Alaniz. También al argentino Oscar Benítez y colombiano José Valencia.

Fuente: lahora.com.ec