Venezuela denuncia la “cooperación criminal” del líder opositor Juan Guiadó y el presidente del Banco Mundial, David Malpass, para robar el dinero del país.

“Es una corporación criminal que está dirigida a socavar los intereses de Venezuela como hemos demostrado en oportunidades previas para apoderarse de los activos financieros de nuestro país, de nuestras empresas en el extranjero”, manifestó el jueves la vicepresidenta venezolana, Delcy Rodríguez, en una conferencia de prensa en el Palacio de Miraflores en Caracas, la capital.

En esta línea, la vicepresidenta señaló que José Ignacio Hernández “supuesto procurador especial” —designado en este cargo por Juan Guaidó, quien se autoproclama presidente encargado de Venezuela de forma ilegal en 2019— junto a Malpass impulsan acciones para apoderarse de la estatal Petróleos de Venezuela (PDVSA) y su filial en EE.UU., Citgo, con el fin de entregarla a la compañía estadounidense Conoco Phillips.

“Él (Ignacio Hernández) confiesa que con el director del BM está logrando una estrategia para apoyar a Conoco Phillips, con el objetivo de quedarse con Citgo. Debe abrirse una investigación contra el director del Banco Mundial”, indicó la vicepresidenta, tras mostrar unos audios donde los implicados exponen sus planes.

Asimismo, hizo hincapié en que José Ignacio Hernández, quien fue el abogado de la minera canadiense Crystallex, “creó un artificio antijurídico” para justificar el saqueo a Venezuela, y enfatizó que Hernández, no es procurador de Venezuela sino que Guaidó le inventó ese cargo para despojar a Venezuela de sus recursos. Guaidó y su compañero de partido, Leopoldo López, nunca han buscado defender a Venezuela, “ellos defienden a Estados Unidos”, lamentó.

Además, Rodríguez denunció “la complicidad de los extremistas”, que organizando complots ilegales contra el país caribeño, “están validando la tesis de que Venezuela es de Estados Unidos”.

Ante esta situación, la funcionaria calificó como “vulgar despojo” el accionar ilegal de los implicados, y denunció que “los intereses que gana la empresa venezolana Citgo han sido depositados en cuentas de Juan Guaidó”.

Guaidó desde 2019, respaldado firmemente por el Gobierno de EE.UU., empezó a endurecer su campaña de presión contra el presidente del país, Nicolás Maduro. En este sentido, la Casa Blanca, ha tomado diferentes acciones para aislar a Maduro: desde restricciones de visados a funcionarios venezolanos y sanciones a la empresa PDVSA hasta amenazar con usar la fuerza militar en Venezuela con la frase “todas las opciones están sobre la mesa”.

Fuente: hispantv.com