La fiscalizadora y gerente del proyecto de rehabilitación de la Refinería de Esmeraldas, WorleyParsons International Inc., subcontrató obras por $ 56,8 millones con una compañía del Grupo Azul, conglomerado al que pertenecen dos ejecutivos investigados por la Fiscalía en el caso de Petroecuador.

El Grupo Azul lo integran ocho empresas del norteamericano William Wallace Phillips Cooper, de 69 años, condecorado por el presidente Rafael Correa en el 2010 con la Orden Nacional al Mérito en el Grado de Caballero, por su labor empresarial y por ser impulsor del Movimiento Scout.

Las condiciones del contrato prohibían que se subcontratara más del 30% de la obra.

Según documentos financieros, a los que tuvo acceso este Diario, WorleyParsons subcontrató a Tecnazul para que supervise el trabajo que a su vez Petroecuador le había encomendado fiscalizar, esto es, –tal como señalan los registros– para “la administración y supervisión del proyecto de fiscalización y gerenciamiento del programa de rehabilitación” de la Refinería de Esmeraldas.

El gerente general y la gerenta financiera de Tecnazul, Humberto Guarderas Córdova y Sonia Calero Silva, actualmente prófugos, están procesados por la Fiscalía por haber hecho pagos al exgerente de Petroecuador, Álex Bravo Panchano, supuestamente para beneficiarse con contratos, en uno de los varios casos abiertos a raíz de los Papeles de Panamá.