La derrota del Real Madrid en los dieciseisavos de final de la Copa del Rey ante el humilde Alcoyano, de la Segunda B, convirtió al entrenador de los blancos, Zinedine Zidane, en objeto de críticas y burlas. El equipo merengue cayó derrotado por 2-1 como visitante, y lleva sin ganar esa competencia desde 2014.

Tras analizar las imágenes del campo, algunos medios españoles aseguran que la relación entre el DT y el vestuario no está muy bien. Incluso afirman que ‘Zizou’ lleva meses sin hablar con algunos de sus dirigidos. 

En la rueda de prensa tras el encuentro, Zidane sembró dudas sobre su continuidad al decir que piensa que los jugadores siguen creyendo en él, pero que es mejor preguntarles a ellos. Al mismo tiempo, el francés asumió la responsabilidad por la derrota y destacó el papel de sus dirigidos en el campo de juego. «Yo asumo toda la responsabilidad de la derrota y luego pasará lo que tenga que pasar. Estoy tranquilo, hay que asumirlo, vamos a ver lo que pasa en estos días», señaló el técnico. «Los jugadores lo han dado todo en el campo», agregó Zidane. 

Fuente: actualidad.rt.com