diciembre 1, 2022
Portada » Blog » Ciberguerra entre Rusia y Ucrania: por qué debe importarle al mundo

Ciberguerra entre Rusia y Ucrania: por qué debe importarle al mundo

Maksim Viktorovich Yakubets, uno de los hackers rusos buscado por el FBI.  Reuters

La ciberguerra empezó el 23 de febrero, horas antes de que los tanques rusos ingresen por la frontera ucraniana. Occidente teme que Rusia use su poderío cibernético para sembrar caos. La invasión rusa a Ucrania ya suma más de 100 días y se libra en dos frentes: la militar y la cibernética. Tras la génesis de ambas batallas, el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, pidió al mundo blindar sus puertas digitales.  Según informes de inteligencia de ese país, Rusia estaría fraguando un ataque cibernético a gran escala. Ante esto, Moscú contestó que son acusaciones ‘rusofóbicas’.

Pero Biden no estaría tan alejado de la realidad. Un estudio de la empresa de ciberseguridad ESET demuestra que el mandatario ruso Vladimir Putin fraguó una ciberguerra contra Ucrania desde la invasión a Crimea en 2014. 

 “Ucrania ha estado bajo serios ataques por años, no solo contra el Gobierno, también contra medios, organizaciones diplomáticas y empresas privadas”, dice Robert Lipovsky, investigador de inteligencia de ESET.  Y los ataques siguieron horas antes del 24 de febrero de 2022, cuando finalmente los tanques rusos entraron por la frontera ucraniana.  Mientras que según la Unidad de Seguridad Digital de Microsoft, al menos seis hackers alineados a Rusia lanzaron 237 operaciones contra Ucrania poco antes de la invasión.  Ucrania ha respondido en la ciberguerra y hace poco su propio presidente, Volodímir Zelenski, admitió que ha dirigido más de 400 ataques cibernéticos a objetivos rusos, en una semana. 

Los hackers de Putin 

Una de las sospechas y miedos de Estados Unidos es que Rusia despliegue su ejército de hackers. ESET ha identificado al menos ocho hackers, financiados por entidades rusas:  Energetic Bear, The Dukes, Sandworm, Turla, InvisiMole, Sedni,t Gamaredon, Buhtrap.

De todos, Sandworm es el más letal e incluso en octubre de 2020, el FBI puso a seis de estos hackers en su lista de los más buscados.  Los expertos también indican que los cibercriminales rusos son muy sofisticados al emplear el phishing o estafa de ingeniería social. Es decir, crean correos electrónicos perfectamente dirigidos al ‘target’ u objetivo, con el fin de conseguir con éxito que la víctima abra el mensaje e infectar el computador. 

Fuente: primicias.ec